Sobre mí

Acabé el instituto con la misma visión de futuro que el 90% de los estudiantes de esa edad: ni puta idea. Así que me preparé a hacer lo que todo el mundo: estudiar la carrera que me permitiera la nota de Selectividad y encontrar un trabajo que me hiciera infeliz pero con casa y el buche lleno.

Sin embargo, tuve una epifanía sobre a lo que me debía dedicar, ayudando a mi abuela a hacer chapucillas en su casa,. Al bajarme de una escalera con el destornillador en la mano, ella me miró a los ojos y me dijo “Dedícate a las personas. Se te dan bien y da buen dinero“. Yo la respetaba mucho pues era mujer de pocas y acertadas palabras como, por ejemplo, “El refrán del pobre “Reventar antes que sobre” o “Si tienes hambre, roete un codo que ya eres grande“. Así que la hice caso y estudie Sociología primero, un postgrado de Recursos Humanos después y finalmente, ciencias del comportamiento. La cuestión es que, años más tarde, me enteré de que realmente me había recomendado dedicarme a las “persianas” pues le acababa de arreglar la suya con razonable acierto. Eso tenía sentido pues no se sabe de nadie que se hiciera rico dedicándose a los Recursos Humanos.

Ser duro de oído dio lugar a una serendipia afortunada pues llevo 20 dedicado profesionalmente a las personas, mayormente en cuatro empresas diferentes de Telefónica, el Grupo empresarial más dinámico e innovador de España y si me apuras de Europa. Puedo decir eso porque cuando he sido tentado por otras organizaciones, los proyectos que me ofrecían ya había sido desarrollados, consolidados e incluso desechados aquí. En ese sentido, soy un privilegiado por poder participar en proyectos vanguardistas siempre rodeado de los mejores especialistas en su campo. En ese sentido, he participado en procesos de dirección por objetivos y evaluación del desempeño, identificación de potencial, estudios de compromiso y clasificación profesional y liderado programas de Innovación Interna , reconocimiento social, externalización de procesos de RR.HH., creación de un hub de atención al empleado, digitalización de procesos e implementación de sistemas de diferente naturaleza (Intranet, SuccessFactors, Workplace, Qualtrics, AdviseHR…) y actualmente en el squad de diseño de experiencia de empleado.

Como todas las organizaciones, tenemos áreas de mejora. Algunas veces el día a día se hace difícil y me cago en todo lo cagable pero al rato recuerdo que trabajando aquí contribuyo a un propósito mayor “Hacer el mundo más humano, conectando la vida de las personas”. Y esto es así desde hace mucho: desde que me dedicaba a recruitment y ponía este anuncio de Movistar en las presentaciones en las Universidades. Aunque es viejo, para mí no pasa de moda y todavía me emociona.

“Acortamos distancias. Acercamos personas”.