Hacernos sonreír

“¿Tú estás de buen humor TODO el tiempo?” me preguntan.

“No…pero la verdad es que lo intento” contesto.

Es imposible que alguien esté de buen humor permanentemente. No debe ser ni sano.

Yo me esfuerzo por mantener un buen ánimo…pero sin obsesiones. Forzar las cosas es mala fórmula para esto y para todo en general.

En mi libro “Divertirse trabajando” hablo de la importancia de rodearse de estímulos que alimenten al ánimo. Como los que hay en mi puesto en casa

  1. La oración del buen humor de Tomás Moro
  2. “La sopa de la risa” que me hizo mi Valeria y al que dediqué un post en su día
  3. Woddy de Toy Story, personaje que me inspiró el diseño de una de mis conferencias sobre Liderazgo
  4. Y el mapa de la Isla del Tesoro, uno de los primeros libros cuya lectura me recomendó mi padre, siendo yo muy niño.

Cuando un email o una call me hace maldecir, solo tengo que bajar la mirada de la pantalla para encontrar un motivo para sonreír.

➡ Estas cosas quizá no consigan que esté de buen humor siempre…pero si me recuerdan que, 𝗰𝗼𝗻 𝘂𝗻𝗮 𝘀𝗼𝗻𝗿𝗶𝘀𝗮, 𝗰𝗼𝗻𝘀𝗶𝗴𝗼 𝗺𝗮𝘀 𝗰𝗼𝘀𝗮𝘀 𝗾𝘂𝗲 𝗹𝗲𝘃𝗮𝗻𝘁𝗮𝗻𝗱𝗼 𝗹𝗮 𝘃𝗼𝘇 𝗼 𝗽𝗲𝗴𝗮𝗻𝗱𝗼 𝘂𝗻 𝗽𝘂ñ𝗲𝘁𝗮𝘇𝗼 𝗲𝗻 𝗹𝗮 𝗺𝗲𝘀𝗮.

#Lideraconsentidodelhumor

#DivertirseTrabajando📚

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: