Lavando los errores

Este fin de semana por fin encontré respuesta a la pregunta más difícil:

¿Cuál es tu propósito en la vida?

El mío, poner lavadoras

Ponerlas, tenderlas, destenderlas, colocarlas.

Si este no fuera mi propósito ¿por qué me iba a tirar dos días haciéndolo sin descanso?

Los que esperen mi 4º libro este año, que tomen asiento. Tengo que poner lavadoras.

La conferencia que tengo la semana que viene. Mejor la cancelo. Tengo que poner lavadoras.

Mis hijos que practiquen inglés con el espejo. Tengo que poner lavadoras.

Ayer tuve una crisis nerviosa cuando al poner mi 4ª lavadora me di cuenta que no tenía detergente y que tenía que volver al supermercado en el que había estado hacia escasas dos horas. Maldije mi suerte. Salté sobre una baldosa como mono empecinado. Grité que, para eso, prefería estar en el trabajo.

Para borrar el amargo recuerdo de mis mellizos mirándome con los ojos en las manos, he escrito este post.

𝗡𝗼 𝗽𝗼𝗱𝗲𝗺𝗼𝘀 𝗲𝗹𝗶𝗺𝗶𝗻𝗮𝗿 𝗻𝘂𝗲𝘀𝘁𝗿𝗼𝘀 𝗲𝗿𝗿𝗼𝗿𝗲𝘀, 𝗽𝗲𝗿𝗼 𝗦𝗜 𝗽𝗼𝗱𝗲𝗺𝗼𝘀 𝗿𝗲í𝗿𝗻𝗼𝘀 𝗱𝗲 𝗲𝗹𝗹𝗼𝘀.

Ayuda a grabar el recuerdo y a evitar petirlos.

➡ SI quieres saber más sobre como el #humor te ayuda a llevar las vilezas del día a día, te interesa leer “Lidera con sentido del humor”📚

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: