Cuando el personaje devora a la persona

Hay gente a la que se le sube el puesto a la cabeza. Y ahĂ­ se le queda, ocupando todo el espacio disponible đź‘».

El otro día vi un pie de firma de un email en el que el job title iba delante del nombre propio. Después le conocí y lo entendí: el puesto había devorado al individuo. Ya no se vislumbraba a la persona ni por un segundo. Solo el cargo que ostenta.

“Soy directivo las 24 horas del día”, “Soy líder hasta miccionando”.

“Cuidado. Tengo un curso en Stanford”, “No me mires a los ojos. Una vez salí en TV”

Se llevan el rol en casa y no le piden a sus hijos esforzarse más sino “que maximicen sus capacidades” y a su pareja no la ayudan a poner la mesa sino que “despliegan sinergias”. No hacen amigos, “amplian su network”.

Curiosamente cuando les preguntan la clave de su Ă©xito te dirán “Se tĂş mismo”.

Tiene que ser complicado ser tan importante durante todo el rato.

Yo pensaba que lo Ăşnico que se puede ser 24 horas al dĂ­a es PERSONA.

Y jurarĂ­a que es lo que buscan colaboradores, proveedores, clientes, suministradores y cualquier otro que pueda mantenerte en esa posiciĂłn que tanto te gusta o llevarte al siguiente nivel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesiĂłn:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: